Caída del cabello en mujeres

¿Porque se le cae el cabello a las mujeres?

Más de una mujer se ha preguntado en alguna etapa de su vida si la caída del cabello es normal. Verlo en la almohada, el cepillo, la regadera o entre los dedos llega a causar cierta preocupación.

Si bien es normal perder entre 50 y 100 cabellos por día, es importante prestar atención cuando se rebasa esta cantidad. Y en ese momento, una pregunta inmediata surge: ¿Por qué estoy perdiendo el cabello? A continuación, analizaremos las razones más frecuentes.

El embarazo

Durante el embarazo, la placenta se convierte en una fuente de hormonas que soportan la gestación de un bebé. A partir de ella se segregan diferentes hormonas placentarias que causan un alza en la producción de grasa en el cuero cabelludo. De acuerdo al tipo de cabello de cada mujer, este puede lucir genial o terrible durante los meses en cinta. Además, crecerá más rápido y se caerá menos.

No obstante, cuando el embarazo llega a su fin, el cabello que se había mantenido en crecimiento responde al reordenamiento hormonal y comienza a caerse abruptamente. Es en este punto donde pueden perderse más de 100 cabellos por día. La pérdida de cabello tiende a estabilizarse hasta unos seis meses luego del parto.

Desorden hormonal

Como explicamos en el embarazo, las hormonas juegan un papel muy importante en la vida sana del cabello. Sin embargo, no todas las causas hormonales dependen de embarazo. Hay otro tipo de cuestiones que también causan estragos en este renglón.

Lo más conocidos son los desórdenes tiroideos como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. El primero significa una actividad de la tiroides por debajo del estándar y, el segundo, por encima de. En ambos casos el cabello se ve afectado manifestando debilidad y caída. No es sino hasta el diagnóstico y tratamiento del problema que el cuero cabelludo cuenta con las suficientes condiciones para impulsar el crecimiento de pelo sano.

Igualmente, el desbalance entre estrógenos y andrógenos (hormonas femeninas y masculinas) puede provocar la caída del cabello. Un tratamiento que restaure el equilibro entre estas podría frenar el problema.

Estrés

Se dice que el estrés es la enfermedad del siglo XXI. Su intensidad y estragos dependerán muy estrechamente de la personalidad y estilo de vida de cada persona. Cuando el estrés comienza a hacer de las suyas se puede revelar de distintas formas: mal humor, ansiedad, acidez, caída del cabello, etcétera. Es bastante común que cuando estamos estresados la pérdida de pelo repunte. Por lo que, para combatirlo, el primer paso es encontrar la causa del estrés.

Estilo de vida

Nuestro estilo de vida no siempre es el más adecuado para la salud. No dormir lo suficiente, llevar una vida sedentaria, no comer a nuestras horas y llevar una dieta desequilibrada trae consecuencias. Usualmente, la combinación de todos estos factores resulta en una baja sensible de vitaminas que generan todo tipo de malestares, incluido el cabello, que empieza a adelgazarse y caerse.

Causas mecánicas

Las causas mecánicas abarcan actividades directas como la forma en que nos peinamos y la manera en que cepillamos nuestro cabello. Por ejemplo, las colas de caballo demasiado estiradas suelen retraer la línea de nacimiento del pelo y la fuerza del cepillado desprende cabellos sanos. Este tipo de caída de cabello es conocido como alopecia traumática y es reversible si se detiene antes de que se formen cicatrices en el cuero cabelludo (alopecia cicatricial) ya que, cuando estas existen, el cabello no vuelve a crecer.

Cabe mencionar que los tintes para el pelo, aunque sí lo dañan, no afectan al folículo piloso, por lo que se trata de un mito que su uso esté detrás de la pérdida del cabello.

Medicamentos

Más allá de los medicamentos relacionados a la quimioterapia, hay otros –como los anticoagulantes, los antidepresivos, la colchicina, el exceso de vitamina A, los anticonceptivos, etcétera– que pueden causar pérdida de cabello. Si tu cabello comienza a caerse luego de comenzar a utilizar algún medicamento, acércate a tu médico para estudiar las opciones. En ningún caso se sugiere abandonar el tratamiento sin previa consulta.

Enfermedades

Debido a que las mujeres producen una cantidad mínima de andrógenos no suelen verse afectadas por enfermedades como la alopecia. Más esto no significa que no haya enfermedades que puedan causarles caída de cabello.

Una infección de cuero cabelludo por hongos puede provocar que el pelo se caiga. La dermatitis seborreica también puede tener este efecto en casos agravados. Otras enfermedades más severas que pueden tener el mismo desenlace son el lupus y la diabetes.

Independientemente del tipo de padecimiento, existen tratamientos para el cabello de origen natural que ayudarán a fortalecerlo para disminuir la caída y a sobrellevar las consecuencias. Algo tan sencillo como un shampoo para pelo puede hacer la diferencia. ¡No lo descartes!

productos para caida de cabello

En MaxHair hemos desarrollado una tecnología avanzada para combatir la caída de cabello tanto en mujeres como hombres. Obtén este beneficio comprando aquí.